Relatos

Reflexión, ¿ Porque corremos?

El día que Pedro Juan y Alba me invitaron a escribir una entrada en su magnífico blog Running Outdoors no pude sentirme de otra forma que sorprendido. Al fin y al cabo para mí las carreras de montaña nunca han sido algo más allá que una sana afición. Inicialmente me surgieron dudas ante la interpelación de Pedro Juan, “Pedro Ju” para los amigos, de escribir una breve nota acerca de alguno de los momentos especiales que recuerdo relacionados con las carreras de montaña. Qué puedo aportar yo en este aspecto y, sobre todo, a quién le puede interesar lo que vaya a contar sobre alguna de mis modestas experiencias en nuestro querido deporte fueron las dos grande preguntas que me formulé antes de empezar estas líneas.

El caso que viene a cuestión, después de varios días de reflexión, es la verdadera razón por la que uno decide pasar veinte horas en un entorno de alta montaña o pasar días y días andando y trotando por la naturaleza sin más que una mochila de doce litros. Y aquí cada corredor tiene su propio desencadenante personal, ya sea una ruptura sentimental, la pérdida de seres queridos, problemas personales de índole variada, por simple deporte o incluso por imitación a alguno de nuestros referentes montañeros son sólo unos pocos ejemplos. Llegados a este punto, el lector entenderá que poco interés tiene mi propio motivo inicial, así que he decidido indagar brevemente en aquello que todos los corredores de montaña del mundo tenemos en común.

Andar y correr ha sido el medio de locomoción desde el origen de nuestra especie, incluso presente en otras especies de nuestro género Homo, como defiende el antropólogo estadounidense Dr. Daniel Lieberman. Tenemos evidencias sólidas que demuestran que nuestro complejo sistema nervioso central ha coevolucionado al mismo tiempo que lo hacía nuestro eficiente aparato locomotor, de tal manera que la “máquina” que somos en la actualidad es el mejor resultado posible de un experimento que ya dura unos pocos millones de años. Así, llegados al siglo XXI, encontramos que todo el desarrollo nos ha conducido a la mayoría de habitantes del planeta a vivir en grandes ciudades con un estilo de vida tristemente sedentario y lleno de estresores por todas partes. Y eso nos ha alejado lentamente y sin darnos cuenta de la actividad que, entre otras, nos ha permitido llegar hasta aquí, que no es otra que correr.

De esta manera cuando a cada uno nos llega el desencadenante personal y nos ponemos en marcha, no somos conscientes verdaderamente de que lo único que estamos haciendo es algo con lo que estaremos ligados para siempre filogenéticamente. Uno a veces se preocupa por las marcas, los tiempos, las distancias… También recordamos carreras y momentos preciosos, anécdotas de colegas que nos acompañaron durante horas o kilómetros, la pareja que nos acompañó o la voluntaria que nos abrazó mientras nos derrumbábamos por el esfuerzo. Pero lo que nos conecta a todos, desde el primero hasta el último, es la sensación de ser capaces de cualquier cosa que nos propongamos cuando estamos corriendo. Nunca olvidaremos la primera vez que fuimos capaces de correr más de una hora seguida, ni aquella vez que completamos cien kilómetros sin estar lo suficientemente preparados o entrenados. Y no lo olvidaremos porque en el fondo, aunque no lo sepamos, es algo que siempre supimos que podíamos conseguir. Nuestros antepasados lo hicieron, nosotros lo hacemos y los siguientes continuarán haciéndolo.

Relato realizado por: José María González Ruiz es Fisioterapeuta, Antropólogo y estudiante de Doctorado en Biología por la Universidad Autónoma de Madrid. En sus ratos libres corre y recorre montañas.

Categorías:Relatos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s